Continuando con nuestra entrada anterior, donde hablábamos de los beneficios de los viajes de incentivo, toca hablar de los principales destinos.

Como mencionábamos anteriormente, cada vez son más las empresas que buscan cuidar y fidelizar a sus clientes y empleados a través de destinos de incentivos en los que crear vínculos y generar team building.

El objetivo a lograr en este tipo de viajes de empresa es elevar la motivación y el rendimiento de los trabajadores, así como detectar y fomentar aptitudes como el liderazgo o el trabajo en equipo, o generar impacto, fidelización e imagen de marca en clientes.

Se trata de una poderosa herramienta que genera un ambiente más relajado en el que sorprender y agasajar a los invitados al evento o viaje.

Hay infinidad de formas de organizar un viaje de incentivo, siempre girando en torno a las necesidades del cliente, sin embargo, hay tres tipos que son los más utilizados:

  • - Viajes culturales, por sus características, son un acierto seguro.
  • - Destinos de aventura, aptos para los más intrépidos.
  • - Viajes de lujo, otro clásico.
  • - Gamificación, utilización de dinámicas propias de los juegos para potenciar la motivación y mejorar la     productividad. A todos nos gusta jugar, qué mejor de estimular a los participantes para implicarles del todo en el   viaje de incentivo.

Destinos de incentivos más demandados

Laponia

Desde rutas en trineo tirados por alegres perros huskys hasta escaladas en pared de hielo con piolet y crampones, pasando por rutas nocturnas con raqueta de nieve para ver la Aurora Boreal o baños en el hielo, son algunas de las muchas posibilidades que nos ofrece Laponia. Toda una aventura imposible de olvidar para los destinatarios de uno de los mejores viajes de incentivo que se pueden organizar.

 

Nueva York

Ciudad cosmopolita por excelencia, ofrece gran variedad de experiencias para los viajeros. En la ciudad que nunca duerme se podrán realizar todo tipo de actividades tanto culturales como empresariales. Una original opción serían las excursiones a escenarios de cine, como un recorrido por las calles, cafeterías o edificios más emblemáticos de la industria.

París

La Ciudad de la Luz ofrece a sus viajeros de empresa uno de los destinos más culturales de Europa. Desde visitas a edificios representativos como la torre Eiffel a recorridos de contenido cultural por sus museos o iglesias hasta paseos en barco por el Sena. Una opción original puede ser recorridos temáticos con historia o misterios a resolver por los participantes mientras recorren la ciudad.

 

Kenia

Destino original y de aventuras, que no dejará indiferente a nadie y que propone disfrutar de la naturaleza en un entorno privilegiado, participando en safaris, excursiones o conociendo costumbres ancestrales. Las noches al raso en la sabana africana y las experiencias vitales en una tribu de la zona dejarán una huella imborrable en cualquiera que tenga el placer de disfrutar de esos momentos.

 

Islandia

Otro de los destinos en boga últimamente es Islandia. No hay otro lugar en el planeta donde las fuerzas de la naturaleza están más presentes que aquí: volcanes, géiseres, desiertos de lava, cascadas, glaciares, aguas termales, cráteres y acantilados cohabitan con sorprendente armonía.
Bañarse en un lago geotermal, caminar por el glaciar más grande de Europa, estar en la gran Falla Atlántica que separa Europa de América o navegar en un vehículo anfibio para ver los acantilados donde anidan una de las colonias de aves marinas más grandes del planeta son algunas de las actividades que no dejarán indiferente a los miembros de nuestro grupo.

 

Sevilla

Este destino es uno de los preferidos dentro de territorio español por su gran versatilidad a la hora de ofrecer posibilidades a sus invitados. Nos ofrece tanto visitas culturales a sus principales edificios como actividades de naturaleza y aventura. Un paseo a caballo o en calesa, espectáculos flamencos y una capea son actividades que no dejarán indiferente a nadie.

Claves para organizar un viaje de incentivos inolvidable

  1. Elegir destino acorde a los participantes, preferiblemente con grupos homogéneos. Que se adapte a la mayoría, en función de edades, sexo o estado físico. De no ser un grupo homogéneo, planear distintas actividades acorde a cada grupo de edad.
  2.  Sorprender es fundamental, buscar ese elemento sorpresa que deje a los participantes con la boca abierta. El resultado debe ser inolvidable e impactante.
  3. Adecuar tiempos, buscando siempre el equilibrio entre trabajo, ocio, cultura y/o juegos.
  4. Medir los resultados resulta indispensable a la hora de organizar cualquier viaje de incentivos. Se trata de establecer unos objetivos claros y medibles a los que poder hacer seguimiento una vez finalizado el evento.

En SeproEvents, nos encargamos de que cada viaje de incentivo que organizamos cumpla con todos los requisitos y necesidades de nuestros clientes, planificando cada pequeño detalle y haciendo de ellos una experiencia inolvidable.

Si quieres saber un poco más sobre como organizamos los viajes de incentivo y lo que podemos hacer por tu empresa, no dudes en contactar con nosotros. ¡Estaremos encantados de ayudarte!

Team Building

El team building es uno de los recursos más importantes en la construcción de un equipo. Las actividades de team building son un tipo de evento con el que una empresa puede potenciar la comunicación positiva en el seno de la organización y elevar el sueldo emocional de los empleados mejorando los vínculos emocionales con la identidad corporativa a corto y largo, generando así un sentimiento de pertenencia a la marca para la que trabaja.

Para que una acción de team building sea efectiva, es necesario que todos los participantes estén implicados y teniendo en cuenta que cada persona es diferente, se pondrán sobre la mesa diferentes puntos de vista, ayudando a enriquecer la dinámica y ayudando a desarrollar la actividad con éxito.

Cómo aumentar la motivación en el equipo

Por medio de las actividades que favorecen la construcción del equipo, la organización cuida de las personas como principal valor del éxito. Y cuando una persona se siente cuidada y valorada por el proyecto del que forma parte, también rinde más, aprovecha el tiempo, disfruta con aquello que hace y lucha por ser su mejor versión en términos de productividad.

Se trata de una experiencia de aprendizaje de alto impacto cuyos beneficios son elevados para las empresas. Aporta motivación externa e interna, lenguaje de equipo, ilusión por el trabajo y felicidad.

Siempre es recomendable llevarlo a cabo al tomar las actividades como una fórmula de éxito para cuidar la higiene mental de los empleados en la empresa y prevenir el síndrome del trabajador quemado. Pero especialmente, es importante practicarlo cuando existen situaciones de individualismo, incomunicación, absentismo laboral y pérdida de productividad.

¿Qué actividades para potenciar la productividad puedes incorporar a tu empresa? 

1. Conviene fomentar el voluntariado por medio de la difusión de un proyecto solidario organizado, únicamente, para los trabajadores de la empresa. El voluntariado eleva los niveles de optimismo y autoestima gracias al efecto nutritivo del altruismo que promueve el sentimiento de colaboración.

2. Actividades deportivas en las que los trabajadores ponen en forma cuerpo y mente y luchan por la consecución de un objetivo común. De este modo, los trabajadores aprenden a aplicar los valores del deporte al tiempo de oficina.

3. Impulsa un programa de mentoring. Por ejemplo, los profesionales más veteranos pueden convertirse en mentores de los trabajadores nuevos que se incorporan a la organización. De este modo, los profesionales veteranos pueden aportar su experiencia a los nuevos trabajadores que, a su vez, suman nuevas ilusiones a la empresa.

4. Proceso de coaching sistémico. Es posible implicar al equipo en un proceso de coaching sistémico centrado, precisamente, en el funcionamiento de sistemas de trabajo. De este modo, los trabajadores pueden descubrir cómo un cambio en el interior de ese sistema afecta a todo el grupo. El coaching es efectivo porque busca la implicación de todos los protagonistas en el proceso.

5. Actividades de resolución de problemas. Estos juegos aportan el aliciente de trabajar en equipo para resolver una incógnita.

6. Eventos inolvidables de Team Building, organización de un evento a medida de tu empresa y necesidad, realizando ejercicios de team building para potenciar el espíritu de equipo y cooperación. Es imprescindible su organización por profesionales en la organización de eventos.  No solo se trata de gestionar un lugar y actividades sino de diseñar una actividad ad hoc que cumpla con el objetivo, además de tener en cuenta las especificaciones técnicas de la actividad que se quiera llevar a cabo.

En SeproEvents, sabemos que lo más importante es cuidar a las personas de tu organización y trabajamos para ayudarte a hacerlo posible. Con las actividades de team building construirás equipos de trabajo y los ayudarás a sentir la filosofía de tu empresa.

¡El éxito está garantizado!